Menu

Miraísmo

Nacimiento del Miraísmo® Internacional por La Renovación Absoluta®

Miraísmo por la Renovación Absoluta es el nombre acuñado por el Movimiento Independiente de Renovación Absoluta, MIRA, originario de Colombia, para el sistema de ideas filosóficas que deben orientar, desde su perspectiva, el ejercicio del poder público, la gestión cívica y comunitaria y la labor social en los regímenes políticos actuales, sea cual sea su ubicación geográfica o sustrato cultural. A este carácter universalista se le ha denominado, dentro del Miraísmo, la norma moral amplia (Baena, 2012).

MIRA es un movimiento político con proyección internacional, nacido en el año 2000 por iniciativa de cerca de 130 mil colombianos (Congreso Visible, 2010) sobre la base del nuevo régimen constitucional del país —vigente desde 1991— que permitía el pluralismo en el sistema de partidos. A lo largo de doce años, MIRA se consolidó rápida y consistentemente como la novena fuerza política colombiana y como la primera en la historia de la República en patentar su ideología ante la Organización de las Naciones Unidas (MIRA, 2011).

Actualmente, se cuentan organizaciones adscritas al Miraísmo en Estados Unidos, Centroamérica, Suramérica (Ecuador en especial), Asia (especialmente Japón) y Europa. En Europa la organización Miraísta más importante es la "Asociación MIRA España" (Amigos MIRA, 2012). Adicionalmente, la asociación mundial del Miraísmo, creada en 2011 y con sede en Ginebra, Suiza, se denomina "Asociación Miraísmo Internacional" (Miraísmo, 2012).

El Miraísmo es un modelo de conducta humana, social y política que tiene como punto de partida el interior del ser, y que se hace manifiesto en hechos individuales y colectivos. Individuales, con cada ser que procura la Renovación Absoluta, y colectivos, producto de esa sumatoria de logros particulares que dan como resultado la calidad de convivencia, la convivencia con respeto, en el entorno ampliado de la sociedad, la comunidad y la cultura. El Miraísmo considera que la transformación de las estructuras, funciones y dinámicas de la sociedad se da a través de la agregación de las transformaciones en la conducta moral de los individuos y no en sentido contrario. Parte de la mejora del individuo, pasando por diferentes etapas intermedias, para llegar a una sociedad armónica, a una nueva cultura trascendente y transgeneracional y de allí a la felicidad.

Desde esta perspectiva, para la transformación y renovación social, el Miraísmo concibe su mandato político en dos dimensiones, la política como ciencia (técnicas y metodologías para la toma de decisiones y la gestión pública) y la política como arte (altruísmo o motivación ética, intrínseca, individual y auténtica orientada al servicio a los demás). El sujeto político según esta concepción es aquel que sirve y que es capaz de autogobernarse para poder así gobernar a la colectividad, en virtud del concepto clásico de demofilia (en el sentido de amor al pueblo, a las personas). La Renovación Absoluta es considerada por sus promotores como una realidad axiomática, en tanto que se demuestra en su aplicación práctica y evidente y no mediante argumentación teorética, sino suprarracional.

Otro concepto central es la independencia, concebida como no dependencia de factores diversos a la norma moral amplia, eso es, como un logro derivado de la autonomía. Esa independencia tiene dos características que la definen: es propositiva, porque formula propuestas y soluciones ante los problemas y los conflictos que se generan en la comunidad, y es solidaria porque admite acordar soluciones con otras personas y organizaciones en pro del bienestar del colectivo (Baena, 2011).

El Miraísmo incorpora cuatro valores fundamentales al actuar de los individuos en todos los ámbitos, incluidos los políticos, sociales, económicos y ambientales. En ese ejercicio son valores fundamentales la solidaridad, la justicia, la lealtad, y la integridad u honestidad (MIRA, 2011). La Solidaridad o amistad, se dirige al apoyo mutuo para superar las carencias, cuando el objetivo (la Renovación Absoluta) que anima a distintos individuos es común. La Justicia se concreta en la equidad, en el equilibrio, en el trato imparcial y que concede las mejores oportunidades a todos los individuos. La Lealtad consiste en actuar con la verdadera identidad, individual y colectivamente, reconociendo el origen común y la afinidad y no traicionando ni defraudando. La Integridad u Honestidad se especifica en la conjugación de los valores, en el comportamiento ejemplar en todo momento y en todo lugar. La aplicación de los valores en el servicio a la ciudadanía es la realización y la felicidad individual y colectiva.

La Renovación Absoluta se fundamenta en tres principios, a saber, la Veracidad, la Coherencia y la Practicidad (Escuela de Gobierno por la Renovación Absoluta, 2011). La Veracidad, que viene de la verdad, es la declaración de los valores como axiología o conocimiento y como aplicación. La Coherencia consiste en que la verdad o la ética se aplica, los valores se viven, el discurso es la práctica, lo que se habla se hace. Como desarrollo de la coherencia, la Renovación Absoluta impulsa el mérito, recompensa el buen ejemplo social y lo prioriza como un criterio para la toma de las decisiones. La Practicidad asegura que la Renovación Absoluta no se quede sólo en la teoría, sino que el individuo actúe con resultados útiles, que le sirven a la sociedad. Es la efectividad en las acciones y comportamientos, que responden al ideario ético, y se dan con oportunidad y máxima eficacia.

Así las cosas, en relación con la ascendencia cristiana del Miraísmo es preciso también hacer una anotación sobre una de las cuestiones centrales de la Teología de la Liberación en América Latina. Si bien el Miraísmo no pertenece a esta corriente ideológica, sí comparte con ella la idea de que la religión dota de valores necesarios y esenciales a la Política, en contraposición a las afirmaciones de algunos estudiosos que consideran que la relación entrambas es denigrante o retrógrada y que la fe es un alienante para la libertad, con el argumento de que el dogma religioso puede terminar siendo una venda que impide el crecimiento de las ideas políticas. Sin embargo, y parafrasendo algunos de los postulados de esta corriente teológica (Berryman, 1989), es posible afirmar que como signo visible de la dignidad del hombre se requieren estándares óptimos en cuanto a la condición económica, política, social e ideológica, condiciones todas que son susceptibles de ser mejoradas y enriquecidas por posturas cristianas que privilegien el trabajo por los menos favorecidos en la comunidad, la ampliación de las oportunidades y la mejora de las condiciones de vida de todos los miembros de la sociedad. Así las cosas, los cimientos cristianos del Miraísmo (y su praxis) corroboran la afirmación sobre la profunda y necesaria relación de la política y la religión, pues la última llena de virtudes y valor a la primera que, originariamente, fue establecida como norma ciudadana en busca de la vida buena y la satisfacción de las necesidades materiales. Adicionalmente, el Miraísmo no es discriminatorio ni sectario, se debe a todos los seres humanos sin importar las creencias religiosas individuales y no parte de dogmas, sino de axiomas (que se demuestran a sí mismos por la evidencia práctica irrefutable).

Leer más ...

Premios Miraísmo Internacional

La Asociación Miraísmo Internacional anuncia la próxima convocatoria de la I Edición de los Premios Miraísmo Internacional 2014, que tiene por objetivos:

a. Reconocer el compromiso de ciudadanos y organizaciones, que a través de sus proyectos e iniciativas, contribuyan de manera significativa a la puesta en práctica de valores en escenarios políticos, cívicos, sociales y comunitarios.

b. Difundir el valor de las actividades caracterizadas por el altruismo y la solidaridad de personas y entidades que contribuyen a la consolidación de sociedades armónicas.

c. Motivar a otros agentes sociales a seguir construyendo iniciativas de cambio y transformación social.

Con estos propósitos, la I Edición de los Premios Miraismo Internacional convocará a todo tipo de personas y organizaciones para que puedan presentar proyectos o iniciativas desarrollados en el marco de las siguientes categorías y ejes temáticos:

CATEGORÍA

TEMA

Mejora del individuo

Discurso de odio

Beneficios colectivos

Las víctimas en el postconflicto colombiano

Convergencia cívica

Impacto ambiental

Convivencia con respeto

Libertad religiosa

Miraísmo por la Renovación Absoluta

Categoría especial

1ª Categoría: Mejora del individuo.  Se destacarán los proyectos que a partir de un actuar y aplicación de los valores, contribuyen a mejoras de condiciones para las personas de su entorno cercano o lejano.

Para la primera edición de los premios, se propone el tema del discurso de odio. El lenguaje se constituye en un elemento intrínseco al hombre, que ha fundamentado el desarrollo de las sociedades contemporáneas y la consolidación de las culturas. No obstante, en las sociedades actuales el lenguaje se ha convertido en una de las armas estructurales para desacreditar los individuos que difieren o profesan de los pensamientos que en determinado colectivo son considerados como verdaderos y únicos.

Este fenómeno se ha intensificado, dado el avance de los procesos de globalización y de los medios masivos de comunicación, a través de los cuales se difunden discursos orientados a fortalecer el odio al límite, sin restricciones ni medidas que limiten estas situaciones.

2ª Categoría: Beneficios colectivos. Se destacarán los proyectos en personas de la sociedad civil trabajan en pro de la búsqueda de beneficios para sociedades específicas.

Para la primera edición de los premios se sugiere trabajar el tema de víctimas y postconflicto, atendiendo a las realidades de América Latina de manera particular, y al proceso que Colombia está en aras de abanderar para lograr la reparación de las víctimas que han sido parte del flagelo de la guerra invisibilizada.

La planeación y gestión de todo tipo de acciones sociales en pro del postconflicto, no solamente son responsabilidad de las políticas de Estado, que sin lugar a dudas deben ser la base sobre la que se construye, sino que también deben ser parte de un proceso de integración de las sociedades, en las que la búsqueda de bienestar, de pequeña y gran escala, permitan la reconstrucción de una cultura legitimada y de un orden social que por efectos de la guerra, se ve perdido.

3ª Categoría: Convergencia cívica. Se destacarán los proyectos comunitarios y/o políticos que impulsaron una gestión para favorecer la calidad de vida de una comunidad en particular.

Una de las grandes problemáticas que ha venido aquejando al mundo contemporáneo y globalizado es el impacto ambiental que cada uno de sus desarrollos ha traído, lo que ha puesto en peligro la posibilidad de un ambiente sostenible y perdurable, así como en entre juicio el logro de resultados tecnológicos, por encime de las condiciones que son de orden natural e indispensable para el hombre. Este es el tema a abordar para esta primera edición.

Ante esta problemática, se han emprendido a nivel mundial diferentes causas, que lideradas por grupos de sociedades, han traído consigo la convergencia de comunidades enteras en pro de estas situaciones, y que ha desembocado en la adopción de medidas que han contribuido en la mejora de las condiciones y la sensibilización sobre la responsabilidad compartida de los impactos ambientales globales.

4ª Categoría: Convivencia con respeto. Se destacarán los proyectos que impulsen el respeto por las sociedades en general, el cuidado de sus derechos y la protección de la dignidad humana.

La libertad religiosa se constituye en uno de los derechos fundamentales de los individuos en medio de cualquier sociedad, no obstante, y muy a pesar de la trascendencia que ésta tiene no solo en la construcción de identidad, sino de sociedades, la vulneración al ejercicio pleno de la libertad religiosa, cada vez se convierte en un reto con mayores dificultades para su desarrollo pleno.

Un afán imperante por parte de algunos sectores de la sociedad por separar de manera radical la religión de todas las esferas sociales, y por tanto políticas, ha hecho que se de paso a un laicismo fundamentalista, esto es, una corriente de pensamiento que busca alejar la religión de todos los escenarios de la sociedad a tal punto que se genere un desprestigio, desconocimiento e incluso discriminación a aquellos sectores que así lo pretendan.

Esta situación está vulnerando no solamente derechos como el de la libertad de conciencia, sino todos aquellos que contribuyen al logro de un desarrollo integral del ser. En esta edición de los premios, se destacarán aquellos proyectos que hayan propendido por el respeto a la esencia misma del ser, y a la libertad de profesar sus creencias en un ámbito de respeto.

Categoría Especial. Denominada Miraismo por la Renovación Absoluta, en donde se premiará al individuo que por su trayectoria personal haya contribuido notablemente al reconocimiento del MIRAISMO® como ideología.

Próximamente estaremos publicando las bases de la

I Edición de los Premios Miraismo Internacional 2014.

Leer más ...

Qué es el Miraísmo

MIRAISMO® EL MOVIMIENTO INTERNACIONAL POR LA RENOVACIÓN ABSOLUTA®

El Miraísmo® es un modelo de conducta humana, social y política que tiene como punto de partida el interior del ser, y se hace manifiesto en hechos individuales y colectivos. Individuales, con cada ser que procura la Renovación Absoluta® y, colectivos, producto de esa sumatoria de logros particulares que dan como resultado la calidad de convivencia, en el entorno ampliado de la sociedad, la comunidad y la cultura.

El camino para alcanzar estos hechos conductuales renovados, tanto en el ámbito privado como en el público, es el de la experiencia. El individuo es el centro de la Renovación, ya que ésta propone la consolidación de una sociedad armónica, basada en la unidad, a partir de su transformación y mejora. El Miraísmo® se dirige a formar una realidad diferente a partir del cambio en el individuo, propendiendo de esta manera por la Renovación Absoluta® del ser humano, no sólo en el plano individual, entendiendo al individuo como el generador del cambio, sino también en el plano público, transformando la realidad política, económica, social y ambiental a través de un actuar sustentado en comportamientos virtuosos y ejemplares que buscan alcanzar un grado máximo de respeto a la dignidad humana y el mejoramiento de la calidad de vida.

El Miraísmo® responde preguntas esenciales del ser humano en sus distintas dimensiones, como las que indagan acerca de ¿Cuál es el sentido de la existencia del individuo? ¿Pueden el individuo, la sociedad, la comunidad y la cultura lograr esa realización? ¿De dónde surge la identidad del individuo? ¿Es posible lograr coherencia entre pensamiento y comportamiento? ¿Es factible lograr una misma formulación y práctica a nivel global y en distintas épocas?

Ante esas inquietudes el MIRAISMO® formula una máxima que integra las respuestas: La Renovación Absoluta®, emanada de los valores, esorientación ideológica y práctica del individuo, para alcanzar su realización como parte de una sociedad, en cualquier contexto.

La RENOVACIÓN ABSOLUTA®, el MIRAISMO®, es la transformación del ser siendo basada en valores y construida desde el individuo, se propaga a la sociedad, la comunidad y la cultura.

El individuo se define, guía su realización y se transforma mediante la apropiación de valores que aplicados en su conducta, producen comportamiento virtuoso, generador de bienestar y de servicio para sí y para la sociedad.

La sociedad se renueva con la aplicación colectiva de los valores, es decir con el comportamiento virtuoso de sus individuos, hasta lograr constituirse en un escenario con calidad de convivencia.

La comunidad sigue a la sociedad armónica, cuando entre sus individuos existe identidad, comunicación, unión, capacidad de definirse en común y de dirigir su actuar con base en valores.

La cultura es la sostenibilidad de valores en el individuo, la sociedad y la comunidad, y, por ende, su trascendencia y extensión a las generaciones.

El MIRAÍSMO® incorpora cuatro acepciones: Principios, Ética aplicada, Sistema y Escuela. En cada una de esas significaciones se integra al individuo como protagonista principal de la Renovación Absoluta®, y se formula su trascendencia a la sociedad, a la comunidad y a la cultura.

Este preludio invita a entablar un diálogo para la difusión y expansión del MIRAISMO® en todos los lugares del Mundo y en todos sus momentos.

El propósito de las páginas siguientes es justamente sentar las bases para una conversación universal y sin caducidad. Este ideario inicia un lenguaje axiológico y aplicado entre individuos, sociedades y comunidades de distintas naciones y generaciones, orientado a unir los continentes mediante vínculos que no fenecen, esto es, a edificar la globalización de la ética y la historia como vivencia de la Renovación Absoluta®.

Sin distinción ni frontera alguna, la invitación es a recorrer el MIRAISMO® como una carta al resurgimiento del individuo, de hombres y mujeres capaces de gobernar su vida, es decir de auto conducirse, y hacerse precursores del destino que la humanidad está llamada a redescubrir: el Imperio Universal de los Valores.

Cuatro componentes integran este recorrido:

  • Los Principios y/o Ideales, que presenta la ideología de la Renovación Absoluta®.
  • La Ética Aplicada, explica cómo se concibe la aplicación concreta del pensamiento Miraísta.
  • El Sistema, expone los elementos del Miraísmo® y los vínculos y relaciones entre ellos.
  • Finalmente la Escuela, ilustra acerca de su modelo de sustentabilidad.
Leer más ...

Los Principios de la Renovación Absoluta®

grafica-principios-del-miraismo-grande

Los tres principios de la Renovación Absoluta® son su código genético: Veracidad, Coherencia y Practicidad. Como se indicó, su sentido filosófico radica en su capacidad para orientar el conocimiento y el comportamiento.

La Veracidad, que viene de la verdad, es la declaración de los valores como axiología o conocimiento y como aplicación.

Se vincula directamente con la honestidad o integridad, entendida como el comportamiento permanente con moderación y respeto a los valores. Implica la capacidad de auto conducción, que dota, a quien posee esta calidad, de la posibilidad de transmitir y asumir un gobierno externo.

La veracidad, expresada en la capacidad de auto conducción de cada individuo, da origen al concepto de política: La política es el gobierno de las personas más ejemplares, el ser-vicio que prestan a sus conciudadanos quienes se auto conducen desde punto de vista axiológico.

La Coherencia, consiste en que la verdad o la ética se aplica, los valores se viven, el discurso es la práctica, lo que se habla se hace.

La Coherencia, como paso siguiente a la declaración de veracidad (ética), es la aplicación de ese conjunto de valores, es la ética aplicada en las acciones y comportamiento del individuo.

Este principio garantiza que el pensar frente a las circunstancias concretas sea instruido por los valores, que la decisión individual se oriente a actuar de conformidad con ese conocimiento axiológico y que finalmente, el acto corresponda con los valores.

Incorpora la ausencia de motivaciones o provecho particular y por el contrario guía el actuar a partir del comportamiento exclusivamente por los valores, por el interés general.

Desde una práctica política, este principio se explica, por ejemplo, con lograr el apoyo ciudadano a partir de la aceptación progresiva, del crecimiento sostenido de la renovación. De este modo, se prescinde, verbigracia, de realizar alianzas electorales que sacrifican la independencia e identidad de la Renovación Absoluta®.

Como desarrollo de la coherencia, la Renovación Absoluta® impulsa el mérito, recompensa el buen ejemplo social y lo prioriza como un método para la toma de las decisiones.

La convivencia con respeto y sin vetos, también es propia de la coherencia, por ello el Miraísmo® considera inaceptable el racismo, no discrimina y no segrega. Finalmente, la coherencia también se evidencia en que la Renovación Absoluta® promueve la inclusión económicay social de los individuos y las comunidades, especialmente de aquellos que no son representados y, por ende, no son defendidos.

La Practicidad asegura que la Renovación Absoluta® no se quede sólo en la teoría, sino que el individuo actúe con resultados útiles, que le sirven a la sociedad. Es la eficiencia en las acciones y comportamientos, que responden al ideario ético, y se dan con oportunidad y máxima eficacia.

La practicidad asegura que la acción política o la acción del individuo se oriente y dé resultados de servicio o bienestar de sus conciudadanos.

Un ejemplo de practicidad en la política son las leyes, cuando se diseñan y construyen para asegurar el servicio general a la ciudadanía.

Para finalizar este aparte, resta señalar que la relación entre los tres principios puede enunciarse de varias maneras:

  • La Renovación Absoluta® son hechos de valores, porque los valores están en cada individuo, quien es el que transforma la sociedad.
  • La Renovación Absoluta® es practicidad coherente con la veracidad.
Leer más ...

Los Valores de la Renovación Absoluta®


grafica-sistema-de-valores-del-miraismo-internacional

Los valores constituyen metas existenciales, vitales, sociales y políticas. Se vuelven talentos o capacidades que, una vez aplicados, dan resultados prácticos. En cada una de esas cuatro categorías axiológicas, concurren distintos valores.

El Miraísmo® incorpora un sistema de valores al actuar de los individuos en los ámbitos políticos, sociales, económicos y ambientales y en ese ejercicio son prioritarios y comprehensivos la solidaridad, la justicia, la lealtad, y la integridad u honestidad.

La solidaridad se dirige a la conquista de relaciones duraderas basadas en el apoyo mutuo para superar las carencias, cuando el objetivo (la Renovación Absoluta®) que anima a distintos individuos es común.

La justicia se concreta en la equidad, en el equilibrio, en el trato imparcial y que concede las mejores oportunidades a todos los individuos.

La lealtad es la amistad, consistente en actuar con la verdadera identidad, individual y colectivamente, reconociendo el origen común y la afinidad. La lealtad permite encontrar en los valores que se comparten el fundamento de la unión y la unidad en la sociedad armónica. La lealtad aplicada se evidencia en el compromiso con la labor, con el servicio a las personas a las que, aún como gobernante, trata sin sentido de superioridad.

La Integridad u Honestidad se especifica en la conjugación de los valores, en el comportamiento ejemplar en todo momento y en todo lugar. La integridad u Honestidad se resume en hacer y dar ejemplo de aplicación de los valores.

Para el Miraísmo® la integridad es la realización o manifestación real y agregada de las virtudes y valores que componen el comportamiento de una persona; se refiere a la capacidad del ser humano de actuar con responsabilidad y rectitud, tanto en los ámbitos privados como públicos, siempre pensando en el bienestar colectivo.

La aplicación de los valores en el servicio a la ciudadanía, es la realización y la felicidad individual y colectiva.

Leer más ...

Axioma: La aceptación de realidades axiomática

Como se ha reiterado, el Miraísmo® tiene su base en los valores. Su formación, su instrucción, pero sobre todo su práctica son valores. Los he-chos lo demuestran, de forma directa y mucho más inmediata que las explicaciones racionales, las interpretaciones o las argumentaciones. La realización efectiva y real de los valores, es un nivel en el que la Renovación Absoluta® trasciende de lo racional a lo supra racional.

Al ser aplicado, el Miraísmo® se vuelve axioma, pues no puede ser negado y, por ende, se hace irrefutable, existente, real, se explica a sí mismo, sin necesidad de fundamentación racional alguna.

Es demostrable mediante hechos que ponen en evidencia sus resultados. Esta ideología llevada a la práctica, es la que, mediante su funcionalidad, demuestra su eficiencia, su eficacia y su dinamismo en relación con los resultados que se ha propuesto.

La evidencia axiomática opera con el ejemplo, con el servicio, con la labor social, con la representación política, con los resultados obtenidos, con el sentido de servicio de quienes practican el Miraísmo®.

Entonces, la Renovación Absoluta® como axioma es valores aplicados, es expresión de dignidad, que habla por sí misma, que se representa directamente, que se auto comprueba, sin precisar de una demostración externa, soportando toda refutación gracias a la evidencia del comportamiento íntegro y virtuoso y de sus resultados.

El Miraísmo® como axioma adopta un carácter supra racional, siempre fáctico y evidente. Si fuera objeto de reproche como ideología, la superación de su descalificación proviene de lo demostrable, de su capacidad para hablar mediante la práctica, los hechos, los resultados. Aunque llegara un punto en que no sea explicado, ni racionalizado, la evidencia de su realización lo dota de toda contundencia.

El Miraísmo®, desde lo axiológico, adquiere una originalidad incontestable en la realidad, porque genera evidencia en sí mismo, y satisface con su concreción a quienes lo analizan y practican.

Leer más ...

La Unidad

La Renovación Absoluta® Miraísta nos une y vincula, se orienta a la calidad de convivencia y a la sociedad armónica. La armonía inicia en el individuo, se extiende con su comportamiento virtuoso y con las buenas relaciones en sociedad y en comunidad. Por ello posee dos características propias de la unidad, es trascendente y trans generacional.
Trascendente, en cuanto reconoce al individuo como principal sujeto de la Renovación Absoluta®, pero no lo atomiza ni considera su importancia sólo en función de sí mismo. Destaca la trascendencia del individuo porque encuentra su capacidad de decidirse por los valores, de transformarse en función de ellos y de transmitir esa renovación a la sociedad, la comunidad y la cultura.

La trascendencia es también territorial, por cuanto la Renovación Absoluta® no depende del lugar, sino del individuo. Donde exista un individuo que opte por los valores, habrá Renovación Absoluta®.

La Renovación Absoluta® se encuentra trazada como un proyecto a largo plazo, es decir trans generacional, no sujeto a límite de tiempo, ya que su propio fundamento ético así lo demanda. El Miraísmo®, es un proyecto de vida que traspasa las propias aspiraciones del individuo para insertarse en la sociedad, la comunidad y la cultura, que permean a las generaciones actuales y futuras.

Los valores se constituyen en origen de la Renovación Absoluta® y, por ende, en la ascendencia común de los individuos que los conozcan y apliquen. Esa común aplicación, permanente y compartida por individuos, deriva en identidad. Cuando los individuos que la aplican se comunican y comparten un proyecto colectivo, se consolidad la afinidad.

La unidad significa trascendencia, trans generación, y la capacidad de la Renovación Absoluta® para proveer un origen común a la realización individual, derivar de él la identidad y suscitar la afinidad.

Leer más ...

La Independencia

Por la independencia se explica que la Renovación Absoluta® distinga el individuo de la persona, porque lo concibe como ser que es en sí mismo, con identidad y no como un rol aparente frente a la sociedad.

La independencia es, por ende, la capacidad permanente de auto determinarse y auto gobernarse a partir de los valores; es una conquista constante.

Esa independencia, vista desde la Renovación Absoluta®, tiene dos características que la definen:

  • Es propositiva, porque formula propuestas y soluciones ante los problemas y los conflictos que se generan en la comunidad.
  • Es solidaria, porque admite acordar soluciones con otras personas y organizaciones en pro del bienestar del colectivo. 

De esta manera, el Miraísmo® busca la construcción de las mejores soluciones para la consolidación de una sociedad armónica, actuando sin oposición ni exclusión ya que ni con las propuestas ni con la solidaridad se sacrifican valores, ni se formulan alternativas en contra de las personas.

Leer más ...

El Individuo

El Concepto de la Renovación Absoluta®.

La Renovación Absoluta® es la transformación del ser dirigida al logro de su plena realización o felicidad, mediante el conocimiento y la aplicación de los valores.

Como proceso, la Renovación Absoluta® es individual, pero trasciende a la sociedad, la comunidad y la cultura, hasta convertirse en un lenguaje universal y perenne. 

Tres elementos concurren cuando existe la Renovación Absoluta:

  1. Honestidad, honradez o integridad, entendida como el comportamiento individual, con moderación y respeto permanente a los valores.
  2. Ordenación del comportamiento exclusivamente por los valores y ausencia de provecho particular
  3. Acción política o acción del individuo orientada al servicio o bienestar de sus conciudadanos. 

Los tres elementos implican el mismo número de principios de la acción individual, que se expondrán después en la sección siguiente: veracidad, coherencia y practicidad.

El concepto de Renovación Absoluta ® MIRAISTA incorpora la existencia de cuatro condiciones, que constituyen el componente estructural del Miraísmo®: El individuo, la independencia, la unidad y la aceptación de realidades axiomáticas.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

El Miraísmo®, propone un nuevo escenario, la construcción de una realidad diferente a partir del cambio en el individuo propuesto por la Renovación Absoluta®. Desde la Asociación Miraísmo® Internacional, pretendemos contribuir a la construcción de una nueva cultura social, trascendente y transgeneracional basada en los valores y principios del Miraísmo® que operen como una norma moral ampliada.