Menu

Viviendo Juntos en la Diversidad. Río de Janeiro.

La Asociación Miraismo Internacional participó en la 5ª Conferencia del ICLARS "Viviendo Juntos en la Diversidad: Estrategias de la Ley y la Religión", la cual se llevó a cabo en la ciudad de Rio de Janeiro – Brasil, los días 12, 13 y 14 de septiembre de 2018, con una ponencia denominada Democracia y pluralismo: la expresión política de la religión en el siglo XXI.

Teniendo como punto de partida los cambios que produjo la llegada la modernidad, no sólo en los modelos de Estado y sus sistemas económicos, sino también en la manera como el hombre comprendería y abordaría su espiritualidad, es que se inicia el estudio del pluralismo dentro de las democracias actuales. De tal manera, este proceso encuentra, dos fenómenos fundamentales, que se convierten en las principales causas del aumento del pluralismo y la diversificación en las distintas sociedades. Los flujos migratorios y Nuevos Movimientos Religiosos (NMR), se han convertido en la forma como este pluralismo se extiende y se enraíza en las diferentes culturas, convirtiéndolo en uno de los pilares fundamentales del Estado de Derecho.

El pluralismo dentro de los Estados de Derecho, se constituye en uno de los pilares fundamentales para el alcance de los fines del mismo. Así pues, la protección y la garantía del mismo se convierte en una obligación por parte de los Estados, ya que puede considerarse expresión de libertad y dignificación del ser humano.

Ante este fenómeno como el pluralismo, los Estados deben diseñar políticas públicas que le permitan generar espacios de participación para todos los ciudadanos en pie de igualdad, con el fin que se produzca una convivencia con respeto, inclusión y respeto a las minorías. Bajo esta consideración, la AMI, en cabeza de su presidente Enrique Montes, expresó que el desafío de los Estados va más allá del sólo reconocimiento del pluralismo, dado que, la necesidad es concienciar sobre la verdadera existencia de la diferencia y partiendo de esto, aprender a vivir y convivir con la misma, encauzándola para lograr espacios de igualdad, garantías y acceso al mismo nivel de satisfacción en todos los ámbitos del hombre.

Figuras como la neutralidad (laicidad), secularización, igualitarismo y ciudadanía diferenciada, son algunas de las alternativas que se buscan implementar, con el único fin de encontrar canales efectivos de participación, políticas avocados al respeto y aceptación del otro. Cada uno de estos escenarios contribuirá a que se construya un diálogo intercultural, que será la garantía para alcanzar la integración y la cohesión social. Para que esto se articule y funcione de manera armoniosa, es necesario que "las actuales democracias replanteen el concepto y aplicación de ciudadanía, de forma que incluya al diferente, que le permita adaptarse dentro de la sociedad y trabajar en pie de igualdad para alcanzar objetivos y planes de vida; un concepto que facilite espacios de interacción entre todos y políticas que permitan reducir las brechas de desigualdad", según afirmo la AMI en su intervención.

Por lo tanto, formar ciudadanos conscientes de la existencia de un pluralismo, se convierte en una de las tareas primordiales de los Estados. El diseño de políticas, que impliquen un modelo educacional transversal y aplicable a todas las personas, se constituye en una deuda por parte de los distintos gobiernos y uno de los temas que debe estar presente dentro de las agendas de los mismos. El estudio presentado por la AMI concluye que: "es importante insistir en la necesidad de trabajar en una educación y formación integral a todos los ciudadanos, teniendo como punto de partida las generaciones pequeñas. Estas nuevas generaciones, desde su temprana edad, deben desarrollar una conciencia de respeto por el otro. Para ello es necesario, que se incentive su capacitación en las diferentes religiones, donde conozca de manera detallada los fundamentos de las mismas. Este proceso, deberá seguirse en toda su etapa escolar, para que cuando llegue la época de adolescencia, el joven tenga las herramientas y el criterio para decidir, qué convicción o corriente religiosa quiere seguir. Lo que se plantea, en última medida, es el diseño de un programa educativo transversal, que incluya principios y valores predicables a todos y la enseñanza neutral de las diferentes doctrinas, creencias y corrientes filosóficas".

Ver intervención completa en Inglés

Ver intervención completa en Español

volver arriba

El Miraísmo®, propone un nuevo escenario, la construcción de una realidad diferente a partir del cambio en el individuo propuesto por la Renovación Absoluta®. Desde la Asociación Miraísmo® Internacional, pretendemos contribuir a la construcción de una nueva cultura social, trascendente y transgeneracional basada en los valores y principios del Miraísmo® que operen como una norma moral ampliada.         

 Privacy and Cookies Policy