Logo
Imprimir esta página

Informe foro social ONU.

informesocial-onu

Informe foro social ONU.

GINEBRA, 1 al 3 de Abril, 2014.

Del 1 al 3 de Abril del 2014, tuvo lugar en la Sede de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) en Ginebra, Suiza, un Foro Social en el que participó la Organización Miraismo Internacional.

En este Foro se analizó la Discriminación por Edad Avanzada, una situación real que no está contemplada de manera explícita en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU.

El cumplimiento de los Derechos de las personas de edad avanzada, o adultos mayores, se ha convertido en un desafío para la sociedad. De hecho, en el año 2007 los ciudadanos con más de 60 años representaban el 10 % de la población mundial, cifra que para el 2050 se espera supere el 22%. Por lo tanto para esa fecha, millones de personas necesitarán Protección Social. Sin embargo aún se carece de un Régimen General de Protección contra la discriminación por edad avanzada.

Discriminación por Edad Avanzada: Edadismo, la Discriminación Invisible.

La prohibición de la discriminación por motivos de edad no está explícitamente mencionada en los informes que se han presentado a los estados miembros de la ONU, por lo cual es indispensable que este Alto Comisionado se pronuncie al respecto, tal como lo hizo en el caso de la discriminación a grupos indígenas.

El Representante del Alto Comisionado de la ONU en América Latina denomino al fenómeno de discriminación por edad como Edadismo. Un aspecto particular de este tipo de discriminación, es que no se ve, es invisible, porque en muchas sociedades el que se aparte y/o no se tenga en cuenta a las personas de edad avanzada se considera como algo natural. La población global está envejeciendo y hasta hace no muchos años la sociedad estaba compuesta de 3 generaciones. Hoy en día, en lugar de 3 generaciones, se encuentran casos en que 4, o incluso 5, generaciones conviviendo juntas. Eso provoca que muchos gobiernos e incluso ONGs, no les den la importancia y protección necesarias a las personas de edad avanzada sino que centren sus esfuerzos en otros factores que afectan a las sociedades actuales como la Protección Social, Vivienda, Sanidad y Atención a la Discapacidad, entre otros. Por dichas razones, en muchas sociedades se ha creado una cultura del "Derecho a Ser Olvidado".

De hecho, el 80% de las personas mayores de 60 años en el mundo, NO cuenta con pensión ni protección social en su edad de jubilación.

Es un Derecho del ser humano envejecer de una manera sana, con seguridad, sin angustia y con dignidad. No se puede utilizar el término de dignidad para los adultos mayores y luego, debido a intereses económicos particulares en cada país, poner restricciones y limitaciones para que los adultos mayores puedan vivir su edad avanzada de una manera digna.

La Protección Social NO es un Gasto, es un Derecho.

Una de las razones por las cuales muchos países alegan el no ofrecer la Protección Social necesaria a sus ciudadanos de edad avanzada es la falta de recursos económicos, pero esto es un MITO NO REAL.

Las personas en el poder pretenden convencer a sus ciudadanos de que no hay soluciones, cuando su labor debería ser el crear alternativas para solucionar los problemas de las poblaciones de edad avanzada. Muchos países ven la Protección Social a las personas con edad avanzada como un riesgo para los presupuestos de los estados. Según ellos, destinar presupuestos a personas que siempre se encuentran enfermas y/o incapacitadas genera gastos innecesarios, dado que dichas personas no generan ningún beneficio a la sociedad. Lo cual es indiscutiblemente un acto de discriminación de parte de los gobiernos hacia sus ciudadanos.

Los gobiernos deberían considerar que los adultos mayores han vivido un proceso de vida, durante el cual trabajaron, pagaron impuestos, y contribuyeron al progreso de la sociedad, por lo tanto se han ganado el derecho a una protección social. En algunos casos, algunos gobiernos han incluso acusado a los adultos mayores de ser ambiciosos en sus pretensiones y necesidades.

El Derecho a la Seguridad Social y a la protección de las personas de edad avanzada no se puede vincular a la riqueza o pobreza de las naciones, pero SI a la correcta distribución de los ingresos. El 70% de las riquezas de muchos países reposan en unos pocos, lo que provoca que las desigualdades sean flagrantes, y eso promueve austeridad en la protección social.

Por eso, se da este mensaje a los Países Miembros:

Mensaje a los Formuladores de Política. En muchas ocasiones las pensiones se consideran como un gasto en los presupuestos de los estados. Pero hay que tener en cuenta que forman parte del equilibrio del sistema económico, como generadores de consumo y como activadores de la economía.

En este sentido, según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) reporta que en Brasil, por cada Real que se dedica al gasto social, el rendimiento en la economía se incrementa en un 1,8%, lo que demuestra que los Países Miembros, obtendrían muchos más beneficios si se incrementara el gasto social.

Envejecer con Dignidad no es solo Acumular Años , es vivir Vidas Plenas.

Para el 2050, el 50% de las personas de edad avanzada serán consideradas como dependientes, y por lo tanto necesitarán cuidados especiales, y el Derecho a la Autonomía, incluyendo la Dignidad y la Autodeterminación.

Cuando una persona joven se enfrenta a una situación de discapacidad que genera dependencia, o que hace necesarios ciertos cuidados especiales, la sociedad toma medidas paliativas, pero cuando los adultos mayores se enfrentan a las mismas condiciones de discapacidad, esto se considera como normal y la sociedad, como consecuencia, no hace nada al respecto.

Eso es discriminación.

Se debe resaltar que cuando un adulto mayor en estado de dependencia o discapacidad ingresa a un Centro o Residencia de Larga Estadía, durante dicho ingreso se debe respetar el Derecho al Consentimiento Informado, un Derecho que se viola sistemáticamente, por parte de la administración de dichos centros/residencias y los familiares.

La mayoría de los países miembros y sus leyes "aceptan" que las personas de edad avanzada son menos capaces y menos participativas. Eso genera estereotipos y prejuicios contra ellos y por lo tanto violaciones a sus derechos de autonomía.

En muchos casos, el envejecimiento de las personas se produce paulatinamente y sin mayores contratiempos, pero en otros casos dicho proceso se da abruptamente y se convierte en un suplicio para la persona involucrada. Por eso insistimos en la necesidad y el derecho a envejecer con dignidad, que significa no sólo el acumular años, sino el vivir a plenitud durante dichos años.

Recomendaciones a los Estados Miembros.

Aunque los estados miembros están obligados a presentar informes de los sistemas sobre la Protección Social en sus países, la aplicación de las recomendaciones de la comisión de Derechos Humanos depende únicamente de la buena voluntad de los gobiernos.

Por eso es necesario redactar un Documento Jurídico por parte de dicha Comisión donde se prohíba legislativamente la Discriminación por edad avanzada.

Se pide a los países miembros que establezcan prohibiciones contra el abandono y el abuso físico y mental de las personas mayores y se hace la petición para que la Discriminación por Edad Avanzada se incluya en la Declaración de los Derechos Humanos.

Se insta además a que los países miembros se vinculen en la protección social, adaptación de vivienda, movilidad, contratación y formación para las personas de edad avanzada.

Esta Convención ha tenido una importancia Global y ha sentado un precedente muy importante con respecto al aumento en la protección de los Derechos de las Personas de Edad Avanzada.

Asociación Miraísmo Internacional


Asociacíon Miraísmo Internacional 2014-Derechos Reservados.