Menu

El Liderazgo

Es una característica de la Renovación Absoluta® y de los individuos que la aplican. Parte de reconocer la unidad de acción desde los valores, en la forma que se explicó en la sección anterior.

El liderazgo da el protagonismo a los comportamientos en los individuos, pero no solamente a los individuos en cuanto tales, sino que además se orienta a la articulación y la acción colectiva. De allí que el individuo se forme en la Renovación Absoluta®, para ser líder pero especialmente para ejercer liderazgo y lograr transmitir la ética a la sociedad.

Existen dos interacciones fundamentales del liderazgo. La primera es el vínculo o interacción entre vitalidad y liderazgo. La vida individual y colectiva con los valores, suscita liderazgo ético. Para que exista Renovación Absoluta®, imperio de los valores, se requiere liderazgo y líderes.

El liderazgo, en la interacción con la vitalidad, pone de presente el ánimo, la determinación y la creatividad para aplicar los resultados y lograr la renovación. Esa relación se sustenta en la convicción, el optimismo, la constancia, la dedicación, la entrega, la perseverancia yla sostenibilidad del líder y el liderazgo. Por el contrario, la inestabilidad, la inseguridad y la incertidumbre impiden la práctica de la Renovación Absoluta®.

El mérito en el líder es el resultado de esa vitalidad y de que se dirige al servicio, a la práctica política para transformar la sociedad.

La segunda interacción es entre liderazgo y estrategia, entre practicar la Renovación Absoluta® y hacerlo para alcanzar metas y resultados concretos en la aplicación de los valores.

Así la practicidad encuentra su realización con el liderazgo el cual planea, orientándose hacia metas y objetivos; organiza los recursos, y conserva y multiplica los resultados. En resumen, la practicidad se realiza con el liderazgo que gestiona.

El Miraísmo® y el liderazgo en él implícito se constituyen en un compromiso y una forma de vivir, en el pensar, el sentir y el actuar éticos. El liderazgo se convierte en el modus vivendi del demófilo, del Miraísta, del individuo que aplica la Renovación Absoluta®.

El liderazgo que difunde el lenguaje del Miraísmo®, es de comprensión y aplicación universal, integra los pueblos, las naciones. Las condiciones individuales y colectivas de su ejercicio pueden concretarse en cualquier latitud, en la medida que se trata de la aplicación de los valores para ayudar al otro. También en cualquier época, el servicio a los demás y el liderazgo para hacerla realidad serán posibles.

Una condición del liderazgo de la Renovación Absoluta®, es que el individuo analice constantemente aquellos ámbitos y comportamientos en los que la aplicación de los valores no está siendo lograda. Con el propósito de trascender a la sociedad mediante el ejemplo, cada individuo podrá determinar su voluntad para realizar esa implementación y perfeccionamiento axiológicos.

El ejemplo extiende la Renovación Absoluta® y permite que otros individuos conozcan y apliquen la filosofía del Miraísmo®. La ciencia y el arte se expanden mediante el ejemplo y las relaciones de confianza con otras personas, así se asegura la Renovación Absoluta® a nivel social.

Al generarse el vínculo social y al ir fortaleciéndose, surgirá el vínculo comunitario en el que la identidad de pensamiento, comportamiento y propósitos es mucho más generalizada, hasta trascender a una cultura que se transmite entre las generaciones y las naciones.

El liderazgo es entonces, una herramienta de expansión del Miraísmo®, mediante el ejemplo y la construcción de relaciones duraderas, basadas en valores comunes.

volver arriba

El Miraísmo®, propone un nuevo escenario, la construcción de una realidad diferente a partir del cambio en el individuo propuesto por la Renovación Absoluta®. Desde la Asociación Miraísmo® Internacional, pretendemos contribuir a la construcción de una nueva cultura social, trascendente y transgeneracional basada en los valores y principios del Miraísmo® que operen como una norma moral ampliada.